900 315 315
Ensaladas »
  • Con el verano llega el calor, y las ensaladas pueden ser tus grandes aliadas.
  • Os damos algunos consejos para que luzcan más apetitosas y atractivas.
Compartir: 
 
Imagen Noticia

Llega el calor, el verano y las ensaladas son las más fiesteras, así que, he pensado en daros algunos consejitos para que luzcan más apetitosas y atractivas. Antes de proceder, te diré que yo soy mucho de ensaladas, pero no sólo en verano, en invierno me van las templadas y son una opción muy acertada.

 

Una ensalada no es solo lechuga, tomate y algo más; pueden serlo muchas cosas y es lo primero que has de tener en cuenta en el decálogo de las ensaladas. Te contaré algunos saberes, para llenar de sabor este plato; toma nota ¡No te arrepentirás!

 

  • Normalmente, las ensaladas son a base de hortalizas varias (lechuga, rúcula, espinacas, canónigos, escarola…), pero también pueden ser de legumbres, pasta, algas y un sinfín de cosas más. Tenlo en cuenta, porque te permitirá ampliar tu gama de ensaladas.

 

  • Son un mix de cosas, cabe todo, pero no todo casa con todo, así que debes combinar bien los ingredientes para lograr un equilibrio.

 

  • Hay que tener un ingrediente anfitrión que reciba a los demás, por ejemplo, ensalada de patatas, de col, de arroz, de cuscús, etc. En función de sus preferencias, empezar a buscar los invitados más idóneos.

 

  • El color es protagonista en ellas, las hace más alegres e interesantes ¡No olvides poner color a tu ensalada! El tomate siempre es bienvenido en ellas.

 

  • El contraste de texturas es otro gancho para hacer danzar a los paladares, para despertarlos; esa cebolla crujiente, los frutos secos, los picatostes, los nachos triturados, ese run run que tanto gusta… dan ritmo a los bocados, dan vidilla a las ensaladas.

 

  • Los aderezos, los condimentos y las salsas son la fuerza y la personalidad de este mix tan veraniego. Una ensalada puede ser sosa y pasar desapercibida, pero le pones la vinagreta y son como sus tacones para salir de fiesta. Además, aquí tú marcas el ritmo, más suave o más fuerte, más agrio o más dulce, más básico o complejo. A mí, me gustan mucho las vinagretas variadas y las mahonesas. Por ejemplo, una ensalada de espinacas con frutos secos y queso de cabra resulta muy rica con una vinagreta de mostaza y miel.

 

  • Una aliada para quienes tienen alérgenos o intolerancias; tenlas a mano, ya sabes que son solidarias.

 

Es un compendio a cómo yo veo las ensaladas, espero que te guste y que este verano hagas ensaladas variadas, son muy divertidas, pero tú también debes salir a la pista.

 
Sobre el Autor: Raquel Contador

Foto autor

Área Docente - Profesora de Gastronomía
Licenciada en Publicidad y RRPP por la Universidad San Pablo CEU de Madrid.
Técnica de Restauración "gastronomía" (Ciclo Formativo de Grado Superior)
Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional en la Universidad Complutense de Madrid(1ª Promoción, 2010)

Compartir: 
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)