900 315 315
FORMACIÓN HOSTELERÍA »
Compartir: 
 
Blog Anna Recetas Fáciles

RECETAS FÁCILES DE LA MANO DE ANNA

¿Quién es Anna Terés?

Una persona normal y corriente que un día decidió subir una receta a un blog y, como me gustó compartirla y hubo gente que se interesó por más recetas y que me preguntaba, decidí continuarlo. Esto dio un giro al poner publicidad a mi blog y ver la rentabilidad que le podía sacar. A partir de ahí, decidí hacerme autónoma y vivir de esto con mi blog Anna Recetas Fáciles. Después me abrí mi canal de YouTube porque me di cuenta de que surgían muchísimas preguntas a raíz de las recetas y pensé que allí podía enseñar más fácilmente cómo se hacían.

 

¿Qué te impulsó a crear el blog de recetas?

Siempre me pedían la receta de un bizcocho. Yo buscaba otras recetas por Internet y me di cuenta de que muchas páginas web estaban compartiendo recetas que no conocían, es decir, cogían la receta de algún sitio, la copiaban y, al final, te encontrabas la misma receta un montón de veces. Entonces decidí empezar a subir mis propias recetas. Tuve que tirar muchos bizcochos a la basura porque no salían como yo quería. No inventé nada, simplemente, leyendo de aquí y de allá, conseguí hacer mi propia receta y la gente la hacía, le salía bien y me pedía más. Digamos que todo empezó con un bizcocho.

 

¿Qué podemos encontrar en el blog Anna Recetas Fáciles?

En mi blog puedes encontrar de todo. En mi casa, se come muy saludable, entonces para el blog, intento hacer algo un poquito más especial, más cocinado. La comida de mi día a día no me parece interesante y, por eso, no la suelo poner.

 

¿Se puede vivir de un blog?

Sí, lo que pasa es que hay que generar una comunidad muy amplia y eso supone muchos años de trabajo sin ningún beneficio y eso es lo que muchos no quieren. Me llegan bastantes mensajes privados por Instagram, sobre gente que está empezando pidiéndome ayuda y yo siempre les digo que lo que hay que hacer es trabajar, compartir lo que uno sabe o lo que le gusta.

 

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que iniciaste el blog? ¿Qué cosas positivas te ha aportado?

Mi vida ha cambiado de estar en paro a pasarme siete días a la semana trabajando y llevarme mi trabajo de vacaciones. La gente cuando ve una entrada del blog o un vídeo de cinco minutos se piensa que es más fácil y rápido de lo que realmente es. Detrás de cinco minutos de vídeo, hay varias elaboraciones y tiempo para grabar, para editar, para hacer la foto, redactar la descripción del vídeo, de la receta, etc. Todo eso te lleva una media por vídeo de 30 horas de trabajo, y eso no se ve reflejado. Además, cada vez me vuelvo más exigente conmigo misma. Empecé con los medios que uno tiene en casa, la videocámara y el ordenador de la familia, y, poquito a poco, pude permitirme ampliar los equipos para trabajar y así tener mejor resultado. De hecho, empecé trabajando en la cocina de casa, pero luego decidí coger un piso para hacer mi trabajo allí. Eso es, principalmente, en lo que ha cambiado mi vida, en dejar de ser un anfitrión y marcarme un espacio de trabajo para que sea una profesión.

 

¿Crees que, en los últimos años, con el auge de las redes sociales, ha sido más difícil destacar con un blog?

Yo creo que no, pero tiene mucho trabajo y hay que saber posicionarse. Todos somos únicos y hay que saber lo que a ti te gusta y lo que tú sabes hacer. Siempre el que llega el primero tiene más sitio para ponerse, eso es indiscutible, pero, por ejemplo, yo veo en Instagram que hay cuentas que llevan muchos años que, en vez de ganar seguidores, los están perdiendo. Eso nos puede pasar a muchos, cuando yo empecé había más hueco, ahora cada vez tienes menos sitio, pero creo que cabemos todos. Yo, por ejemplo, veo que mi capacidad de producción de vídeos es de uno a la semana, no puedo producir más. Sin embargo, la gente consume muchas horas de vídeo a la semana, por lo que tenemos cabida muchos.

 

¿Cómo surgió el escribir tu propio libro de recetas?

Me llamaron de varias editoriales a raíz de un artículo que publicó Verne, de El País, y elegí las más atractivas. Y ya está, manos a la obra. Escribir un libro tiene muchísimo trabajo y a la gente, teniendo contenidos gratis en la red, le cuesta muchísimo comprar un libro.

 

¿Gestionas tú sola el blog o tienes apoyo de algún community manager para la promoción en redes sociales?

No, las redes sociales las llevo yo. Trabaja conmigo una amiga mía que es periodista y es ella es quién me redacta las recetas que subo al canal de YouTube y, a veces, otros artículos. Eso es una gran ayuda para mí, el no tener que concentrarme para escribir. Así, yo me dedico más a los vídeos, Instagram y la gestión con marcas. Mi marido me ayuda muchísimo en los temas de la asesoría, impuestos, facturación; todo eso me lo lleva él. Eso también es una gran descarga de trabajo para mí. En el tema de informática, yo no tengo ni idea, hay un informático al que llamo cuando necesito alguna cosa y él me ayuda en todo.

 

¿Cómo planificas tus publicaciones?

No las planifico. Yo tengo la capacidad de producir recetas en un tiempo limitado. Yo también tengo hijos y puede que en una semana publique cuatro fotos en Instagram y haya una semana en la que solo publico una. Igual que en YouTube, hay semanas en las que me veo más apurada de tiempo y no hay vídeo. Pero bueno, intento que sea al menos un vídeo cada semana.

 

¿Algo indispensable en tu cocina?

El aceite de oliva y unas buenas sartenes.

 

¿Cuál es el truco de cocina más útil que has aprendido?

La congelación y es un truco de mi suegra. Por ejemplo, cuando haces albóndigas, haces más cantidad, las dejas cocinadas como tú quieras y, una vez se enfrían, sin salsa ni nada, las congelas. Luego cuando vayas a hacer la comida, sacas una salsa de tomate, ya sea comprada o casera, le echas las albóndigas que vayas a poner, le echas caldo que las cubra, las dejas hervir diez minutos y tienes un guiso tremendo.

 

 

 
Sobre el Autor: Ana Bellón

Foto autor
Graduada en Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Experiencia en diferentes ramas de la comunicación, marketing digital y diseño.
Compartir: 

6 respuestas a Charlamos con Anna recetas fáciles

Cristina 30 de julio del 2020
Muy interesante todo lo que comentas del trabajo que hay detrás, la gente no suele darse cuenta del tiempo que hay detrás de un artículo, un vídeo, una recomendación. Por cierto, gracias por el consejo de congelar las albóndigas porque yo las congelaba con la salsa y seguro que quedan mejor de la otra manera. ¡Saludos y gracias!
Carmen E Escobar Gómez 30 de julio del 2020
Las recetas me encantan pero las medidas en gramos no las entiendo ni en mililitros agradece si puede hacer la conversión ,se lo agradeceré saludos desde Puerto Rico
Montse 30 de julio del 2020
Me encanta Anna, le pones mucho amor en todas las recetas y eso se nota , procuro hacerlas todas .
Nadia 31 de julio del 2020
Un día necesitaba la receta para hacer un bizcocho cuadrado y vi a Anna y me encantó como y la paciencia q tubo para explicar paso a paso. Lo hice y me quedo bien. Después segui viendo las recetas de ella xq me encanta como explica con todo detalle las cosas gracias
Jorge quispe Gutiérrez 31 de julio del 2020
Muy buena sus recetas
Nydia Girod 31 de julio del 2020
Me encantan tus recetas. Yo también hice un libro “Las recetas de Mamá Aida”. Vivo n Puerto Rico

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)